Derecho a Espacios Públicos para la Recreación y el Esparcimiento en Barquisimeto

Las organizaciones de la sociedad civil del estado Lara, Yaracuy y Portuguesa, manifestaron su preocupación por el deterioro, pérdida y ausencia de espacios públicos en la ciudad de Barquisimeto que restringe los derechos a la ciudad, a la recreación y al disfrute del uso del tiempo libre de los ciudadanos. Las causas de la problemática es el incumplimiento del metraje de áreas verdes requerido por habitante (15mt²xhab) además de que el ciudadano no cuenta con programas recreativos y culturales que puedan disfrutar en los pocos espacios públicos que tiene la ciudad y en consecuencia está confinado en los espacios privados. Una de las consecuencias más directas es el aumento de personas que caminan, trotan y corren por las avenidas y autopistas de la ciudad, como único espacio para hacer este tipo de ejercicio, poniendo en riesgo sus vidas. Por otra parte, se observa ausencia de participación ciudadana en la defensa y cuidado de los espacios públicos; y la falta de planificación por parte de las instancias municipales para la rehabilitación urbana, competencia que le corresponde al municipio según el artículo 178 de la Constitución en materia de ordenación territorial y urbanística, en la cual se incluyen parques, jardines y plazas. En la actualidad no existe un Plan de Desarrollo Municipal.

Estas organizaciones proponen solicitar a la Alcaldía del Municipio Iribarren -en convenio con la empresa privada- incluya en el presupuesto participativo un “Programa de atención de los espacios públicos” que contemple un sistema de mantenimiento y adecuación de las áreas verdes existentes en el municipio, y un plan para la creación de nuevos espacios públicos que garanticen a los ciudadanos el disfrute de sus derechos a la recreación y el esparcimiento. El programa debe además implementarse mediante la cogestión y la corresponsabilidad entre las instituciones y las comunidades, de manera que éstas velen por su cuidado y las instituciones por realizar las obras correspondientes al mantenimiento. Se propone como actividad previa que cada comunidad realice un diagnóstico de áreas verdes y espacios libre para la construcción de plazas o parques; organizar mesas de trabajo con la participación de instituciones como el colegio de Ingenieros y arquitectos, la Sala Técnica de la Alcaldía, el Consejo Local de Planificación, las organizaciones de la sociedad civil y los voceros o representantes comunitarios, con el fin de definir y planificar la recuperación, creación y mantenimiento de los espacios seleccionados. Finalmente, se propone impulsar y participar en la elaboración del plan de ordenamiento municipal, dentro del cual se acordaran las partidas necesarias para llevar a cabo las obras.

Anuncios